Publicado en Recetas de Cocina

Cómo hacer bolillos caseros (pan frances)

Bolillos – Receta fácil y económica.

En este video les comparto cómo hacer bolillos caseros,una receta fácil y económica (Pan Frances).Quedan suaves y esponjosos por dentro pero muy crujientes por fuera, para comer calientitos con mantequilla, azúcar y canela o para hacer molletes o tortas de jamón.

Hazlos en Casa con mucho Amor.

Bolillos Ingredientes:
Para 8 Bolillos de 98 a 102 gr.
10 gr de Levadura Seca (3 Cdtas).
340 ml de Agua tibia (Aproximadamente 1 1/2 Taza)
9 gr de Sal (2 Cdtas).
500 gr de Harina todo uso (Aproximadamente 4 Tazas).
2 Cdas de Aceite de Oliva (Puedes usar aceite de girasol, canola o también manteca o mantequilla derretida).

Notas.
1.Las harina que yo utilizo es una Harina denominada T400 con un contenido de proteínas de 9.8 gr, en el empaque de la harina de trigo debe decir en gramos el contenido de proteínas que contiene la harina que estas usando, este valor varia dependiendo si es una harina blanda(Harina de trigo todo uso) o una harina dura (Para panaderia).

Esta harina que yo uso es considerada una harina todo uso por los gramos de proteína que contiene, el valor puede variar dependiendo de la zona donde se encuentre y debido a esto puede necesitar rectificar con un poco mas de harina o agua.

2. Como puedes ver, hacer los bolillos es muy sencillo, pero debes cuidar siempre los tiempos de levado de la masa, que dependerá de la temperatura del lugar donde te encuentres.

También debes cuidar el horneado, ya que puede tomarte menos o más tiempo que a mi, dependiendo de tu horno. si tus bolillos aún se ven muy blanquitos, puede ser que la temperatura es muy baja o que les falta cocción, dejalos más tiempo en el horno hasta doraditos y agrega un poquitito más de agua.

Si por el contrario, al sacar tus bolillos sientes que estan duritos, puede que la temperatura en tu horno esté muy alta o te hayas pasado un poco en el tiempo de horneado, lo que puedes hacer en este caso, al sacarlos del horno rocía un poco de agua sobre los bolillos y cubrelos inmediatamente con dos trapos , veras que al pasar unos 10 minutos al destapar ya estarán crujientes por fuera y esponjosos por dentro, pero también puede que tengas estos problemas por el tiempo de levado, es por eso que ese paso también es muy importante.

Anuncios
Publicado en Salud

Ansiedad generalizada, trastorno a tomar en serio en crisis colectivas

Médicos expertos dicen que hay que aprender a manejar la situación para que no se desborde.

Filas de personas en los supermercados que compran papel higiénico más por un acto de imitación que por conciencia real sobre sus necesidades, personas que se sienten tristes y desesperanzadas, otras que buscan información cada segundo sobre la pandemia del covid -19. Una especie de pánico se percibe en algunos sectores comerciales de Bogotá.

En los supermercados se hacen filas interminables, aunque nadie de manera oficial ha informado sobre desabastecimientos de víveres.

Los comportamientos de los compradores que denotan algo de egoísmo pululan; algo raro flota en el ambiente, además del virus.

“Estaba en el supermercado y quería comprar una libra de arroz, pero una señora cogió todos los paquetes que quedaban y los echó en su carro. Aunque se dio cuenta de que yo necesitaba uno, no quiso cedérmelo. Me dio como tristeza”, contó Lilia Gómez, residente de Cedritos.

El pánico también se percibía en las oficinas antes de que muchos empleados comenzaran a cumplir con sus funciones a través del teletrabajo.

“Una compañera de puesto nos tenía desesperados porque decía que la empresa nada que definía si nos podíamos ir a la casa o qué medidas iba a tomar. Se la pasaba leyendo cosas trágicas del virus y noticias falsas. Ese día no rindió nada. Nos hizo perder una jornada de trabajo”, contó Andrés, quien trabaja en una oficina bancaria.

Los niños –ahora confinados en sus casas– se han llenado de miedo y las ideas catastróficas son reforzadas por sus padres, que no dejan de hablar de la pandemia, y por los medios de comunicación, cuyas informaciones brotan a través de todos los canales posibles. “Mi hijo me ha preguntado que si todos nos vamos a morir, que qué le va a pasar a las abuelas”, contó Karen, quien ha tenido que consolar a sus pequeños en varias ocasiones.

Si a todo esto se le suma la información falsa que circula por las redes sociales, hay que decir que no es raro que la salud mental de la gente se vea afectada por estos días. “Lo más difícil es aguantarse los chistes y las burlas de los demás cuando uno hace cosas para liberarse de la ansiedad. A veces eso es lo único que nos hace sentir mejor. El encierro ha sido muy duro para mí. Me ha servido desconectarme y meditar en las crisis”, dijo Sofía, una joven con trastorno de ansiedad.

Por todo esto, EL TIEMPO consultó a varios expertos en psicología y psiquiatría para que nos explicaran cómo se puede entender esta situación generalizada que muchos han descrito como un miedo al fin del mundo.

Según la psicóloga clínica, especialista y magíster de la fundación universitaria Konrad Lorenz Andrea Monroy, el trastorno del que sí se puede hablar en una situación como la actual es de un trastorno de ciudad llamado ansiedad generalizada. “Lo que sucede es que las personas invierten muchas horas del día dándole vueltas al tema y en preocuparse por una misma situación. Esto genera agotamiento físico y emocional”.

Monroy explica que las personas se sienten en un evento incontrolable que, además, no pueden solucionar. “Esta es una preocupación actual de los profesionales de la salud mental, pues las personas que sufren de ansiedad están intensificando sus síntomas y su malestar”. La experta recomienda tener en cuenta que líneas como la 106 o la 123 están dispuestas a escuchar situaciones psicológicas que lo ameriten. “Es importante que se garantice este servicio”.

Guillermo Mendoza Vélez, médico psiquiatra, máster en salud mental, de la institución de Salud Mental y Emocional, coincide en afirmar que no existe como tal el trastorno de fin del mundo, en cambio sí una situación de pánico en masa que se genera ante las alarmas por ciertos eventos. “No es la primera vez que pasa. Los más religiosos quizá hablan de ‘señales’. Cada año hay un fin del mundo. Desde el 2012 escucho eso todos los años. Primero fue el tema de los mayas, luego los meteoritos, en el 2018 fue la segunda venida de Cristo. Ah, y también se dijo que el 9-11-2001 era una señal del fin de los tiempos”.

Las personas invierten muchas horas del día dándole vueltas al tema y en preocuparse por una misma situación. Esto genera agotamiento físico y emocional.

psiquiatra explicó que los más expuestos a enfermar son aquellas personas que tienen ideas obsesivas del fin de mundo, ya sean sueltas o enmarcadas en alguna enfermedad como el trastorno obsesivo-compulsivo o, más frecuentemente, el trastorno de ansiedad generalizada.

“En individuos ansiosos, este tipo de noticias activan lo que llamamos ‘ideas catastróficas’, que pueden ser de cualquier tipo. Claro, con las noticias del virus, el pánico es peor”.

Otros expertos prevén que los casos de depresión sí se pueden incrementar en estos días. El psiquiatra Rodrigo Córdoba explicó que algunas personas con cuadros depresivos o visiones de cataclismo sí se podrán ver afectadas por el contexto actual. “Es posible que aumenten los cuadros depresivos y las depresiones con síntomas psicóticos. Estamos en un momento de mucho realismo y tenemos que darle algún sentido”.

Córdoba agregó que la gente debe comprender que todas las medidas que se están tomando son para salir adelante, para pasar la calle, para estar del otro lado. “La esperanza es absolutamente necesaria, pero hay que entender que algunas personas con visiones melancólicas requieren ayuda profesional”.

Origen: Ansiedad generalizada, trastorno a tomar en serio en crisis colectivas

Publicado en Salud

6 consejos para proteger la salud mental en medio de la pandemia del coronavirus

Limitar el acceso a noticias sobre el tema, distinguir los rumores de los hechos, tomarse pausas para hacer actividades de ocio y expresar los sentimientos permiten disminuir la ansiedad.

En medio de la actual pandemia de coronavirus y el distanciamiento social decretado por la gobernadora Wanda Vázquez Garced, es natural sentir angustia.

“Es posible, que el solo hecho de pensar que debes permanecer encerrado en tu hogar por 15 días consecutivos te cree malestar, aburrimiento, miedo y mucho más”, afirma la administradora de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), Suzanne Roig Fuentes.

“Cada vez que nos exponemos a una situación distinta sobre la cual no tenemos el control podemos sentir ansiedad, debido a la incertidumbre”, añade, por su parte, María Paz Altuzarra, psicóloga de la Clínica Universidad de los Andes, en entrevista con El Mercurio, del Grupo Diarios América.

Esa sensación puede provocar pensamientos catastróficos que, finalmente, aumentan más la angustia, aseguran.

“Sin embargo, quedarse en casa no tiene por qué ser una tortura, particularmente si se trata no solo de tu bienestar y el de los tuyos sino también de todos. En lugar de estresarte, date la oportunidad y saca partido a estos días de aislamiento siguiendo varias recomendaciones”, explica Roig Fuentes.

Ante ello, presentamos consejos para proteger la salud mental en medio del actual brote, de acuerdo con la información de ambas especialistas, así como de datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por los Centros para el Control y la Prevencióny deEnfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) y por Assmca.

1. Infórmense con límites

Minimizar el tiempo que se le dedica a leer, escuchar u oír noticias sobre el coronavirus es una de las principales recomendaciones de la OMS y de las especialistas consultadas.

“Busque información en momentos específicos, máximo una o dos veces al día”, indica la OMS en su informe Salud mental y consideraciones psicosociales durante el brote de COVID-19, publicado recientemente. “El flujo repentino y casi constante de noticias sobre un brote puede causar preocupación”, indica el documento.

“En ese tiempo que le dedicamos a informarnos, es importante hacerlo por las vías oficiales, como las autoridades sanitarias”, añade Altuzarra. Según la OMS, distinguir los rumores de los hechos minimiza el miedo.

2. Dialoguen en la familia

“Es importante procurar que el primer día del aislamiento todos los integrantes del núcleo familiar dialoguen sobre los retos a enfrentar, el rol que cada uno desempeñará en el proceso, sus preocupaciones, fortalezas y algún otro asunto de importancia relacionado al tema”, explica Roig Fuentes.

Además, la directora de Assmca recomienda usar la tecnología para comunicarse con familiares y amigos. “En el caso de los niños, es beneficioso que también puedan dialogar con sus amigos”, afirma.

3. Tomen pausas

«Hacer actividades que le produzcan sensación de bienestar», es una recomendación que indican los CDC en su web.

Altuzarra concuerda en que es muy útil tomarse el tiempo para realizar actividades de ocio, como leer un libro, ver una película o hacer manualidades.

«Esto nos puede ayudar porque el objetivo final es lograr mantener la mente lo más afuera posible del tema», comenta la especialista, quien recomienda incluir algunos ejercicios de respiración y meditación.

La directora de Assmca, por su parte, sugiere que cada miembro de la familia identifique un lugar de la casa en el que pueda estar solo y tomarse un espacio de ser necesario. “Es aconsejable escuchar a las personas que se sienten asustadas. Ayudarlos a entender que sus sentimientos son normales y que no están solos. Asimismo, realizar actividades recreativas y educativas en conjunto o separados para distraerse, que incluyan juegos de mesas, ver películas, manualidades, dibujar, colorear, leer un libro, entre otras”, destaca.

4.Planifiquen con tiempo

Saber que se cuenta con una planificación ayuda a reducir la ansiedad.

En ese sentido, Solange Anuch, psicóloga de Clínica Alemana, aconseja planificar los pasos a seguir en caso de algún vacío financiero, como que haya que cerrar el negocio, por ejemplo. Si se vive en pareja, dice, lo ideal es hablar juntos de esta posible situación.

Altuzarra recomienda conversar, además, sobre cómo se podría organizar la compra de comida y productos básicos, así como las actividades de los hijos en caso de que estos deban permanecer en la casa.

«Tener una hoja de ruta clara ayuda a disminuir la sensación de falta de control y, por lo tanto, la angustia», asegura.

5. Lleven la rutina a casa

Para evitar sentir ansiedad al tener que pasar más tiempo dentro de casa como una forma de evitar el contagio, Anuch aconseja tratar de mantener la rutina, mientras se pueda.

Unejemplo, dice, es aplicar el trabajo remoto (en caso de quienes tengan esta posibilidad) y practicar ejercicio con la ayuda de tutoriales en línea.

«En los seres humanos, parte de nuestras certezas y confianzas se construyen al mantener nuestras estructuras estables, como el trabajo», explica Anuch.

«Si eso podemos mantenerlo lo más semejante posible en el hogar, es bueno para la mente».

Roig Fuentes añade que preparar una agenda en la que se establezcan los horarios para el desarrollo de distintas actividades diarias también será de ayuda. “Esto, debe incluir tiempo para que los menores estudien y repasen material educativo de las escuelas, de manera que no se retrasen demasiado. En el caso de que la persona pueda trabajar desde su casa, debe seguir un horario como si estuviera en la oficina”, afirma.

6. Comunica los miedos

Conversar con un familiar o con un amigo sobre emociones de miedo o angustia puede ayudar a liberar la tensión.

«En general, compartir nuestros sentimientos hace que podamos metabolizarlos positivamente, encontrar apoyo y sentirnos mejor», dice Anuch.

Eso sí, Altuzarra aconseja que las conversaciones también tengan espacios para hablar de otros temas para «para no reforzar el miedo por la pandemia».

Origen: 6 consejos para proteger la salud mental en medio de la pandemia del coronavirus